Últimas Noticias
  • No items

Pérez le restó dramatismo a la expulsión en la práctica y aclaró que mañana pedirá disculpas

Luego de ser desafectado del entretenimiento por una dura entrada al juvenil Tomás Fernández, Pablo Pérez aseguró que “no pasa nada” y adelantó que mañana le pedirá disculpas al cuerpo técnico. “Se armó mucho lío porque justo estaban las cámaras de TV filmando, si no era algo totalmente normal”, agregó.

“El chico me encaró como 50 veces y no lo podía parar… ¡Me estaba volviendo loco! Fue una patada de viejo cascarrabias, pero no pasó nada. Se armó mucho lío porque justo estaban las cámaras de TV filmando, si no era algo totalmente normal”, sentenció Pérez en 90 Minutos por Fox Sports.

Y agregó: “Gustavo (Barros Schelotto) se habrá enojado porque esa no fue la primera patada que pegué pero mañana (miércoles) llego al entrenamiento y en dos segundos lo hablo con ellos y se arregla. Está todo bien. Esto no nos tiene que desviar. Esta es una semana tranquila, habiendo ganado el domingo de local, es una lástima porque se va a hablar más de la patada que de lo bien que jugó el equipo este fin de semana”

Por cierre, Pérez buscó aclarar que la situación de esta mañana fue un hecho aislado dentro de la buena convivencia del plantel. “No hay nerviosismo en el grupo ni nada de eso. Fue una situación personal. Me enojé porque no lo podía parar a este chico, que la rompió en el entrenamiento. Estaba todo tranquilo hasta ese momento. Ya había hecho dos o tres foules y había pedido disculpas. En ese momento no pedí porque estaba ahogado, cansado y también caliente. Puedo decir con total sinceridad que es lo más normal que puede ocurrir. Obviamente que esto hay que evitarlo. Estoy en contra de la exposición y siempre les digo eso a mis compañeros así que ahora que me pasó a mí, me da bronca”, concluyó.

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts