“No nos tienen que comer los nervios”

Paciencia, tranquilidad. Boca necesita la mesura y madurez que caracterizó al equipo en este certamen. Es una semana especial, cargada de expectativa. La serenidad debe prevalecer sobre las ansias de festejar. El campeonato está ahí: tan solo a un punto, a una unidad que puede conseguirse este mismísimo domingo. Por eso, no debe gobernar la desesperación para poder dar la vuelta con felicidad.

“No nos tienen que comer los nervios ni las ganas de decir esa palabra “prohibida”. Hay que trabajarlo porque el rival es Banfield y es muy complicado pero queremos darle una alegría a la gente que se la merece después de muchísimo tiempo”, sostuvo Pablo Mouche en “La Oral Deportiva” en Espn Radio en Rivadavia (Am 630).

El delantero resaltó los meritos del grupo, en lo colectivo, que llevaron al equipo a la cima del torneo y destacó la “mentalidad ganadora” del cuerpo técnico que logró inculcar una idea de juego ofensiva y protagonista”. Asimismo, agregó: “Estamos sólidos en todas las líneas, somos compactos y completos en todos los aspectos. Los que entraron estuvieron a la altura y eso hace a un equipo, a una identidad, a un grupo que tira para el mismo lado y que quiere un objetivo en común y lucha por eso”.

En lo personal, Mouche también reconoció haber logrado mayor madurez y un progreso significativo. Al respecto, indicó: “Uno va creciendo y corrigiendo errores, mejorando lo que hay que pulir para ser completo y adquirir cosas nuevas, pequeños detalles para ser profesional con todas las letras. Si una no sale, intentar la otra con las mismas ganas y pensar siempre en positivo. El equipo también ayudó porque es solidario y compacto en todas las líneas.

Por último, el delantero evitó involucrarse en el clima político de cara a las elecciones del próximo domingo aunque reconoció que “el mejor dirigente” que tuvo en su corta carrera profesional fue Pedro Pompilio”. Al respecto, agregó: nosotros solo tenemos que dedicarnos a jugar, aunque yo no tengo palabras para describir a Pedro como persona y a su familia. Siempre me trataron como a un hijo y eso nunca se olvida”.

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts