Últimas Noticias
  • No items

Soplan vientos de guerra

Martín vs. Di Zeo

Debido a una peculiar normativa del Gobierno de Mendoza que no aplica el veredicto de la Justicia, mañana estarían en el Malvinas Argentinas, Mauro Martín y Rafael Di Zeo. El club local tiene la opción de prohibirles el ingreso a los dos Capos, pero todo parece indicar que no lo harán.

MENDOZA – Cuando algunos pocos tratan de creer y luchar para que el cambio sea posible, otros hacen todo lo contrario porque la paz vuelva a llenar las canchas. Es por esto que no sería sorpresa que mañana en el Godoy Cruz – Boca hayan heridos y ni Dios lo quiera, muertos. Esta es la realidad, mientras la Justicia hace un mes, había dictaminado que los líderes de las dos facciones de la hinchada de Boca no podrían ingresar a ninguna cancha del país donde el equipo jugara ni acercarse a menos de 500 metros en Mendoza dicha sentencia no tiene valor por lo que Mauro Martín y Rafael Di Zeo probablemente presencien en directo el crucial choque ante el Tomba.

¿Por qué la medida no rige en Mendoza? Porque en el 2008 el actual gobernador de la provincia Celso Jaque vetó la norma que regulaba el derecho de admisión en grandes espectáculos: ello prohíbe a las autoridades locales denegar la entrada de personas a un recinto deportivo sin un amparo judicial. Sólo el club puede imponer el derecho de admisión en sus instalaciones, decisión que el C.D.G.C.A.T (Club Deportivo Godoy Cruz Antonio Tomba) no tomará así lo había insinuado su presidente durante la semana, Mario Contreras: “si esa notificación está en manos del Ministerio de Gobierno de la provincia, se va a cumplir a rajatabla”, sentenciaba por entonces dando por seguro que los 200 barras que se les denegó el ingreso al Boca – Racing estarán mañana en el Malvinas Argentinas.

En Mendoza los medios aún no se pueden explicar tal postura que tomará el club ante los barras. En tanto en el interior de la sede del Tomba los dirigentes y encargados de prensa hacen “silenzio stampa” ante la polémica que conlleva dicha decisión. El operativo policial que estará a cargo de la policía de San Luis contará con 1.200 efectivos en el mismo estadio y además custodiarán el ingreso de los micros de los hinchas de Boca a la capital del vino. “Los móviles realizarán un encapsulamiento de los colectivos y no se les permitirá ingresar en la ciudad ni tampoco detenerse en estaciones de servicio”, explicó el jefe policial puntano. Serán 30 mil hinchas del local, mientras que 15 mil irán “alentar” al puntero del campeonato, o sea un agente por cada 35 hinchas. Esperemos que vayan alentar y no a derramar sangre, hecho que parece inevitable.

Twitter: @juarezriquelme

Dejá tu comentario

About The Author

Related posts